¿En qué consiste la rinoplastia?

La cirugía de la nariz, llamada rinoplastia es la intervención quirúrgica que tiene como objetivo cambiar la forma y el tamaño de la nariz, estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior, ya sea por motivos estéticos o de salud, es decir, corregir los problemas de la nariz, tanto estéticos como de salud, tales como la desviación de tabique, giba ósea prominente, o problemas congénitos o causados por enfermedad o accidente.

Lo que se pretende en esta operación en la clínica de Cirugía y Estética es conseguir una nariz lo más natural posible que mantenga la armonía de la cara.

    Pacientes para los que está indicada la rinoplastia

    Para todas aquellas personas, sean hombres o mujeres, que buscan  corregir imperfecciones de la nariz, tanto si son de nacimiento como si son consecuencia de accidentes o enfermedades, por motivos estéticos o de salud, así como por problemas respiratorios. Esta intervención se podrá realizar siempre y cuando se tengan más de 18 años.

    ¿Cómo se realiza la rinoplastia?

    Una rinoplastia es una intervención quirúrgica que suele durar entre 1 y 2 hora, pudiendo utilizarse anestesia local o general.

    Se realiza separando la piel de la nariz del hueso y el cartílago y se esculpe con la forma deseada y una vez terminado, se vuelve a colocar la piel sobre el hueso.

    Existen dos formas de realizar esta operación:

    • Rinoplastia cerrada: el acceso al tabique, los cartílagos o la parte donde se quiera acceder se realiza mediante el interior de las fosas nasales.
    • Rinoplastia abierta: se realiza una incisión en la base de la nariz y se levanta la piel, dejando así más accesibles los huesos y cartílagos.

    Una vez que la intervención ha concluido, se coloca una escayola con el fin de mantener la nueva forma de la nariz. Se colocan además, tapones en los orificios nasales para evitar el sangrado.

    Indicaciones del preoperatorio

    En cuanto a la utilización de anestesia, se realiza mediante anestesia local.

    La rinoplastia, requiere hospitalización del paciente breve, unas horas o una noche, recibiendo el alta al día siguiente.

    Indicaciones del postoperatorio

    • Durante las primeras 24 horas tras la cirugía, se pueden sentir molestias en la nariz, hinchazón de la cara y dolor de cabeza.
    • Durante el primer día, se debe guardar reposo absoluto, tumbado con la cabeza elevada.
    • Evitar sonarse la nariz con fuerza durante una semana aproximadamente, hasta que los tejidos cicatricen.
    • Los tapones de la nariz se retiran en 1 o 2 días y a la semana, máximo 2, se retira la escayola y los puntos, si los tuviera.
    • No realizar actividades evite actividades que requieran esfuerzo ni aquellas en las que exista riesgo de golpearse la nariz durante 3 o 4 semanas.
    • No tomar el sol durante 8 semanas, de hacerlo, debe usarse protección solar de factor alto.

    La primera consulta es totalmente gratuita, si necesitas más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del correo: contacto@tuportaldeestetica.com

    Menú