Aumento de Mentón

En qué consiste el aumento del mentón

En las Clínicas de Cirugía y Estética, te ofrecemos la mejor calidad / precio con las máximas garantías en los tratamientos de cirugía y medicina estética, además de la nutrición y el deporte, como en el aumento del mentón, entre otros.

El aumento de mentón es un procedimiento estético que se realiza para mejorar la apariencia del mentón, ya sea aumentando su proyección, mejorando su forma o corrigiendo defectos congénitos o adquiridos.

Con el aumento de mentón o mentoplastia, se restaura la simetría de tu rostro, pudiendo en algunos casos ser parte de la remodelación facial.

Hay varias técnicas disponibles para aumentar el mentón. La elección de la técnica dependerá de factores como la anatomía facial individual, los objetivos estéticos y las preferencias del paciente.

El aumento del mentón se puede realizar de manera mínimamente invasiva, el procedimiento suele requerir menos tiempo de recuperación y presenta menos riesgos que las cirugías invasivas. Además, gracias a los avances de la tecnología, existen alternativas no quirúrgicas como la aplicación como la aplicación de acido hialurónico, que ofrecen resultados temporales pero menos invasivos y con tiempos de recuperación más cortos.

Candidatos

Toda persona, hombre o mujer, puede realizarse un aumento de mentón siempre y cuando sea mayor de 18 años. Estas personas lo que buscan con esta intervención es:

  • Un mentón más definido
  • Un perfil más balanceado y armónico
  • Línea del cuello y de la mandíbula más definida
  • Disminución  de la papada

En general, se busca una mejora de la armonía facial, un aumento de la confianza o la corrección de algún defecto congénito o adquirido. Un mentón bien proporcionado es fundamental para una apariencia facial equilibrada. El aumento del mentón puede mejorar la armonía entre los diferentes rasgos faciales, como la nariz, los labios y la mandíbula, creando una apariencia más estéticamente agradable y equilibrada.

Cómo se realiza el aumento del mentón

Cuando un paciente solicita la realización del aumento del mentón, lo primero de todo es hacer el estudio de la cara para ver si el mentón está localizado al mismo nivel del labio inferior en el hombre y en unos 2 milímetros en la mujer.

Antes de realizar cualquier procedimiento de aumento del mentón, es crucial esta evaluación inicial para examinar la estructura facial, esto con el fin de determinar el mejor enfoque para logra los resultados deseados.

Posteriormente, y hecho el análisis previo, podemos concluir que este aumento puede ser por dos motivos, o aumentar o disminuir el mentón.

Para el aumento del mentón, se realizan estos pasos:

  • Incisión en el pliegue natural dentro de la boca.
  • Crear un espacio para colocar el implante de material sintético que viene en una amplia variedad de formas y tamaños.
  • Cerrar las incisiones.

Antes de la cirugía, se realiza una exhaustiva evaluación del paciente, que incluye pruebas médicas, el historial médico y medicamentos actuales, así como una revisión detallada de las expectativas y objetivos estéticos que el paciente desea obtener. Nuestros médicos expertos le brindarán instrucciones específicas sobre cómo prepararse para la intervención, que pueden abarcar desde ajustes en la dieta hasta restricciones de medicamentos. Además, se establece una comunicación abierta y transparente entre el cirujano y el paciente para abordar cualquier pregunta o inquietud que pueda surgir.

Durante la intervención, se realiza una incisión ubicada dentro de la boca o debajo del mentón. Esta incisión se planifica meticulosamente para permitir un acceso seguro al área de trabajo mientras se minimiza el riesgo de cicatrices visibles. El cirujano trabaja con precisión para preservar la integridad de los tejidos circundantes y garantizar resultados estéticos óptimos.

Se realiza una cuidadosa disección para crear un bolsillo donde se alojará el implante de mentón. Este paso es crucial para garantizar una colocación precisa del implante y una integración armónica con la estructura facial existente. El cirujano utiliza técnicas avanzadas para lograr la simetría y la proporción adecuadas, teniendo en cuenta las características únicas del paciente y sus objetivos estéticos específicos.

Se selecciona un implante de mentón apropiado en función de las necesidades individuales del paciente y las recomendaciones del cirujano. El implante se coloca con precisión en el bolsillo preparado y se ajusta meticulosamente para lograr el perfil y la proyección deseados del mentón. Durante este proceso, el cirujano evalúa continuamente la apariencia y la función del mentón para garantizar resultados naturales y satisfactorios.

Una vez que se ha alcanzado el resultado deseado, se asegura el implante en su posición utilizando técnicas de fijación avanzadas, que pueden incluir suturas quirúrgicas o dispositivos de fijación especializados. Se realiza un cierre cuidadoso de la incisión para minimizar las cicatrices visibles y promover una cicatrización óptima. El cirujano se asegura de que los tejidos circundantes estén adecuadamente reajustados para lograr una apariencia facial armónica y natural.

Después de la cirugía, se brinda atención postoperatoria completa para garantizar una recuperación segura y cómoda. Se proporcionan instrucciones detalladas sobre el cuidado de la incisión, medicamentos para el dolor y la inflamación, y actividades restringidas durante el período de recuperación inicial. Se programan citas de seguimiento regulares para evaluar el progreso de la cicatrización y abordar cualquier inquietud o pregunta que pueda surgir. El equipo médico se compromete a apoyar al paciente durante todo el proceso de recuperación y más allá, garantizando resultados estéticos y funcionales satisfactorios a largo plazo.

Postoperatorio

Una vez realizada la intervención que no dura más de una hora, los pacientes no permanecerán en la clínica para pernoctar, pudiéndose regresar  a sus casas a lo largo del día.

Cuando la operación se realiza vía oral no quedan cicatrices visibles.

Después de la recuperación completa, se puede notar una mejora en la proyección y la definición del mentón, lo que puede tener un impacto significativo en la apariencia facial general y la confianza en uno mismo.

El aumento de mentón puede ofrecer una serie de beneficios estéticos y psicológicos significativos, mejorando la calidad de vida en general.

Sentirse satisfecho con la apariencia facial puede tener un impacto positivo en la autoestima. Al corregir defectos o mejorar la forma del mentón se consigue ayudar a las personas a sentirse más seguras de sí misma y satisfechas con su apariencia.

Pide presupuesto GRATIS y consúltanos cualquier duda a través de Whatsapp o al 695 665 758


Categorías

Menú