Mesoterapia Facial

Se trata de microinyecciones muy superficiales para la prevención del envejecimiento facial, para mejorar las arrugas y la flacidez, y para conseguir la revitalización global del cutis de la cara. Puede aplicarse también en cuello, escote y manos.

Existen evidencias científicas de que sustancias como la vitamina A, la C o el ácido hialurónico aplicados tópicamente son eficaces en la lucha contra el envejecimiento de la piel. Con la Mesoterapia Facial, el efecto es mucho más efectivo, ya que el procedimiento se basa en aplicar estas sustancias directamente, a través de microinyecciones.

En el rejuvenecimiento facial una parte importante es conseguir que el aspecto de la piel sea luminoso, terso, juvenil, para conseguirlo se utilizan diferentes cócteles de vitaminas que se aplican en la piel del rostro, cuello y escote en forma de mesoterapia.

Las vitaminas son compuestos químicos heterogéneos (de estructura variada) imprescindibles para la vida y el buen funcionamiento de todos los órganos (piel incluida).

Las vitaminas más importantes utilizadas dentro de los protocolos de mesoterapia médico-estéticos son:

Vitamina B1 o Tiamina: Actúa en el metabolismo de azúcares y oxígeno para obtener energía (las células la necesitan para “comer”).

Vitamina B2 o Riboflavina: Favorece la absorción de nutrientes y su transformación en energía. Es esencial para mantener la integridad de piel y mucosas (las células la necesitan para “comer”).

Vitamina B3, Vitamina P o Niacina: Regula el metabolismo de grasas, hidratos de carbono y proteínas (las células la necesitan para “comer”).

Vitamina B5 o Ácido Pantoténico: Fundamental para formar Acetyl CoA, la molécula esencial para la respiración celular.

Vitamina B6 o Piridoxina: Estimula el crecimiento, conservación y reproducción celular.

Vitamina B8, Vitamina H o Biotina: Actúa facilitando los procesos de duplicación celular.

Vitamina B9 o Ácido Fólico: Indispensable para la regeneración celular. Es esencial para la formación y mantenimiento de nuevas células.

Vitamina B12 o Cianocobalamina: Necesaria para la formación de ADN y la duplicación celular.

Vitamina A o Retinol: Es vital para mantener sanos huesos y tejidos blandos (piel y mucosas). Su precursor, el Betacaroteno es un potente antioxidante.

Vitamina C o Ácido Ascórbico: Evita el envejecimiento prematuro, facilita la absorción de otras vitaminas y minerales, es un potente antioxidante. Es esencial para la correcta formación del colágeno.

 Vitamina D: Regula el metabolismo del calcio y del fósforo. También tiene funciones de antienvejecimiento celular y de modulación del sistema inmune.

Vitamina E: Es la que contiene el efecto antioxidante más potente

OBJETIVOS

Para prevenir o tratar el envejecimiento de la piel, tanto en personas jóvenes de más de 30 años que comienzan a mostrar los primerísimos signos del paso del tiempo, como en personas mayores, siempre como complemento de otros procedimientos.

Contraindicaciones

Es un tratamiento no recomendable para mujeres embarazadas, en periodo de lactancia o personas que sufran tipos de infecciónes activas en la piel, así como hipersensibilidad cutánea.

POSTOPERATORIO

Los pacientes van a desarrollar un poco de inflamación que interpretarán como un signo de reactivación de su piel. En algunos puntos, la aguja puede producir algunas pequeñas marcas, que desaparecen al día siguiente sin ningún problema. Se pueden aplicar maquillaje y sus cosméticos habituales.

RESULTADOS 

Con la mesoterapia facial con vitaminas conseguimos estimular el metabolismo biológico, tonificar y reafirmar el tejido cutáneo, reestructurar la piel madura, reparar las imperfecciones cutáneas postraumáticas, aumentar la hidratación y elasticidad de la piel, combatir el envejecimiento y la flacidez. Meorando arrugas, y además se consigue ademas aportar luminosidad al rostro.

Las vitaminas faciales inyectadas son una forma efectiva y rápida para nutrir la piel del rostro, pero aunque en una sola sesión se ven los resultados durante varias semanas, si queremos que estos sean duraderos, debemos realizarlo de una forma periódica. Dependiendo de la edad del paciente y el tipo de piel se puede aconsejar repetir la sesión cada 2, 3 ó 4 meses.

AL FINAL DEL TRATAMIENTO

Una vez terminado el tratamiento la paciente  puede seguir con su vida habitual de forma inmediata, en algunos casos puede haber una ligera inflamación o pequeña molestia , pero nada que le pueda impedir seguir con el día a día.

En esta página queremos darte una explicación sencilla y cercana de  este  tratamiento, pero si deseas concertar una cita para que nuestro equipo médico te explique más detalladamente estamos a tu total disposición.

Menú