La grasa localizada en las piernas suele tener un carácter genético y bastante complicado de eliminar solo con ejercicio y dieta, y son muchas las personas que sufren la presencia de tejido adiposo en sus extremidades inferiores, ya sean en los tobillos, en los muslos o en las rodillas o, por el contrario, tienen unas piernas demasiado delgadas y buscan armonía y proporcionalidad.

Para la lipoescultura en muslos, utilizamos el dispositivo VASER LIPO que usa la energía ultrasónica para disolver las células adiposas facilitando su extracción, con el objetivo de resaltar los músculos de forma natural, consiguiendo que los pacientes tengan un cuerpo atlético y natural. Se tiene en cuenta la cuenta la posición de los músculos y el movimiento corporal, gracias a lo cual, se obtiene una definición de 360° en el cuerpo del paciente.

    Pacientes para los que está indicada la lipoescultura en muslos.

    La lipoescultura en muslos está indicada:

    1. Para aquellas personas que no padecen de sobrepeso, ya que la diferencia podría no ser tan evidente como espera el paciente.
    2. Si el paciente tiene la piel elástica y de mejor calidad, más fácil se retraerá y se adherirá a su nuevo cuerpo.
    3. Pacientes que estén físicamente en forma y saludables.
    4. Que cuenten con un exceso de grasa y flacidez de la piel en el área específica de los muslos.

    ¿Cómo se realiza la liposucción en muslos?

    La lipoescultura de muslos es algo más compleja que otras, debido a la cantidad de venas existentes por las zonas en las que se deben hacer las incisiones. El proceso dependerá del tipo de problema que se quiera solventar. La duración también dependerá de si sólo se trata una zona o múltiples, así como de su complejidad.

    La reducción y remodelación de muslos, se realiza mediante pequeñas incisiones camufladas en los pliegues de las piernas, prácticamente invisibles tras la intervención. Ésta se extraerá en diferentes puntos dependiendo de la zona a tratar, la grasa de los muslos se obtiene a través de la rodilla. Una vez extraída, se comienza el moldeamiento de abajo hacia arriba y por último, se extrae la grasa sobrante de la rodilla.

    La lipoescultura con VASER LIPO funciona mediante la utilización de ondas sonoras que aflojan la grasa acumulada y alisan el contorno de la piel. En estos casos se utiliza anestesia formada por solución salina con líquido tumescente que se inyecta en el cuerpo, en la zona que se va a tratar. En lugar de introducir la cánula de liposucción con un movimiento manual, la liposucción VASER LIPO utiliza las vibraciones de ultrasonidos de alta frecuencia, de esta manera, rompe las células de grasa que luego serán drenadas y expulsadas.

    ¿Es necesario ingresar en la clínica?

    Para la intervención se utilizará anestesia local para una mayor comodidad del paciente, ya que de esta forma no tendrá que sufrir los tan molestos efectos secundarios de la anestesia general. La utilización de anestesia local ayuda también al postoperatorio, ya que permanece el tejido hasta 36 horas después de la intervención. Gracias a esto no será necesario tomar analgésicos.

    Al no requerir la utilización de anestesia general, este tipo de intervención se puede realizar tanto en un hospital como en un consultorio médico. También ayuda a que el riesgo de problemas sea inferior y el coste sea menor que el de una liposucción con anestesia general.

    Indicaciones del preoperatorio

    • Tres días antes de la intervención se recomienda una dieta basada en líquidos, para evitar residuos sólidos, sopas, caldos, cereales, etc., y en la medida de lo posible, que sea rica en proteínas.
    • No se permite ingerir alimentos ni líquidos 6 horas antes de la intervención.
    • No portar ningún objeto metálico tipo anillos, pendientes o piercings.
    • No maquillarse, darse crema o pintarse las uñas.
    • No llevar lentillas ni dentadura postiza extraíble.
    • Es recomendable traer ropa cómoda a la clínica.
    • No tomar aspirinas, ni ningún anticoagulante diez días antes de la intervención.
    • Revisar con el equipo médico el historial del paciente, otros tratamientos o medicaciones que esté realizando.

    Consideraciones postoperatorias.

    • Este tipo de intervención es prácticamente indoloro, siempre que no se realicen grandes esfuerzos.
    • La recuperación es bastante rápida siempre que se sigan las recomendaciones de los especialistas.
    • Desde el momento en el que el paciente sale de la intervención, la zona tratada estará totalmente vendada y se usará una prenda de compresión durante unas semanas.

    Durante unos días después de someterse al proceso, el paciente puede esperar inflamación y morados en la zona tratada. Éstos desaparecerán en un máximo de 3 o 4 semanas tras la intervención.

    Menú