¿Qué es el tratamiento de láser capilar?

El láser capilar es un tratamiento individual para enfermos de alopecia, o bien puede complementar otros tratamientos ayudando en la reparación del cabello tras procedimientos como el microinjerto capilar.
También llamado Láser de Baja Potencia (o LLLT, Low Level Light Therapy, en inglés), consiste en la aplicación de un dispositivo láser sobre las zonas despoblas del cuero cabelludo.

El láser capilar actúa sobre los tejidos del cuero cabelludo favoreciendo el riego sanguíneo y, por tanto, estimulando la producción de cabello en los folículos pilosos, donde crece el pelo. Los efectos, que suelen ser visibles entre la tercera y la quinta sesión, son la disminución de la caída del cabello, un mayor volumen, una mejor textura y el crecimiento de nuevos cabellos.

El láser capilar de baja potencia es un tratamiento aplicado bajo supervisión médica que no requiere, como en el caso del microinjerto capilar, de operación quirúrgica alguna.

Al tratarse de un tratamiento sencillo que no requiere de intervención quirúrgica, puede ser una primera opción a valorar para aquellos pacientes que busquen soluciones poco intrusivas para tratar su alopecia, especialmente si se trata de hombres como mujeres, en sus primeros fases.
Este tratamiento también está indicado para los pacientes que no responden de la forma esperada al minoxidil, o que directamente no sean aptos para usar ambos este fármaco.
Se orienta el láser de baja potencia sobre las zonas a estimular del cuero cabelludo. Puede usarse para combatir los efectos menos agresivos de la alopecia androgénica, o también de otras alopecias, como la fibrosante; en cualquier caso, el láser apunta a las zonas del pelo donde los folículos pilosos necesitan ayuda para estimular el crecimiento del cabello.
El láser capilar contribuye al crecimiento del cabello porque atraviesa la superficie de la piel y estimula la circulación del torrente sanguíneo, lo que facilita la llegada de nutrientes, sangre y oxígeno a los folículos pilosos. Además de revitalizar los folículos pilosos, el láser capilar también elimina toxinas y cualquier obstrucción que se encuentre dentro del folículo.

Está especialmente recomendado también como tratamiento complementario en periodos de recuperación, debido a sus efectos antiinflamatorio, antiedematoso y cicatrizal.

Beneficios del láser de baja potencia

Rapidez de acción, notará los resultados entre tres y cinco sesiones desde el comienzo del tratamiento.

Efectos positivos sobre el crecimiento del pelo, lo estimula tanto aplicado solo o en terapia combinada

Efecto trófico, aumenta la vascularización y la microcirculación de los tejidos.

Efecto antiinflamatorio y antiedematoso

Estimula la producción de colágeno y activa la cicatrización.

Aumenta el número de cabellos anágenos

Elimina todo tipo de obstrucción que se encuentra alrededor del bulbo piloso

Tratamiento indoloro, sin efectos secundarios y válidos para hombres y mujeres.

Tratamiento adecuado para complementar la eficacia de otros más intrusivos como por ejemplo el microinjerto capilar.

Los tratamientos láser tienen una alta eficacia para eliminar el vello corporal y las manchas solares faciales, para acabar con alteraciones vasculares (varices

Lo más importante es saber que es un LASER, laser se denomina a un tipo de luz amplificada, que estimula la propagación de energía.

Desde que se descubriera en los años 60, se han clasificado tantos tipos de láser como aplicaciones tiene, y no sólo en Medicina o Estética, también en otros campos.

En el cabello, desde el pasado 2010, desde la FDA (Food And Drug Administration) se autorizó y aprobó el tratamiento el Láser Capilar como medida para regular la caída del cabello tanto en hombres como mujeres, por lo que es un tratamiento muy efectivo interesante para tratar ciertos determinados tipos de alopecia, bien como tratamiento solo, o bien acompañados de otros tratamientos capilares con o sin cirugía que es lo que llamamos Multiterapia Capilar, duplicando en este caso su efectividad.

Además de contar con el apoyo de la FDA, cada vez son más los estudios publicados que demuestran la eficacia del Láser Capilar de Baja Potencia (también conocido como Láser Helio Neón) para actuar ante determinados problemas capilares, como son la Alopecia Androgénica Masculina (AGA), la Alopecia Androgénica Femenina (FAGA), determinada Alopecia Areata, una patología que cada vez afecta a un mayor número de personas y que, según los expertos, está estrechamente relacionada con el estrés y el ritmo de vida actual…

Actuación del tratamiento con láser

La misión del Láser Capilar de Baja Potencia (se le conoce por las siglas LLLT) es trabajar sobre el folículo piloso. Para entenderlo mejor, el folículo motivado por diversas patologías como pueden ser: herencia genética, enfermedades autoinmunes, etc.) se ve afectado de forma directa, debilitándose de esta forma. Esto provoca inevitablemente un acortamiento de la fase Anágena (o más conocida como fase de crecimiento), es decir, el pelo está menos tiempo en crecimiento y cae prematuramente.

El láser capilar de Baja Potencia lo que hace es acelerar la división celular, al tiempo que estimula la formación de capilares. Todo esto se traduce en una activación de la circulación sanguínea del cuero cabelludo, haciendo que el oxígeno y los nutrientes lleguen más rápidos y fácilmente hasta la raíz de nuestro pelo. Enriquece, alimenta y protege al folículo piloso y, como consecuencia se reactiva el crecimiento del pelo y se frena su caída.

Además, es un tratamiento muy agradable, indoloro, sin ningún tipo de efectos secundarios, que ayuda a potenciar además los resultados de otros tratamientos capilares que se utilices simultáneamente, como el Microinjerto, el Tratamiento de Plasma Sanguíneo Rico en Plaquetas (conocido bajo las siglas PRP) o la Bioestimulación Capilar con Minoxidil.

Estos son otros tratamientos capilares disponibles en Tu Portal de Estética. Solicitanos información.


Menú