¿Qué es la bioestimulación?

La bioestimulación capilar es un tratamiento que consigue frenar la caída y también estimula el crecimiento de pelo nuevo. Una solución para muchos hombres y mujeres afectados de alopecia o con cabello debilitado. La bioestimulación capilar es un tratamiento que consigue frenar la caída y también estimula el crecimiento de pelo nuevo. Una solución para muchos hombres y mujeres afectados de alopecia o con cabello debilitado.

Con la edad se pierde irrigación sanguínea y se produce un proceso degenerativo de las células, a las que les llegan menos nutrientes y oxígeno. El resultado de esta situación afecta a todos los tejidos del cuerpo, y por supuesto también al cabello.
Este empieza a debilitarse progresivamente hasta que acaba por caerse. La bioestimulación capilar es una terapia revitalizante que invierte este proceso degenerativo.
El tratamiento, también conocido como Plasma Rico en Plaquetas o PRP, se realiza con sangre del propio paciente.

Las plaquetas que se encuentran en el plasma sanguíneo son las células que se ocupan de reparar los tejidos del cuerpo. Son las que consiguen, por ejemplo, que una herida deje de sangrar, se cierre y se cree nueva piel.
Esa misma funcionalidad se aplica en este caso a los folículos pilosos dañados o debilitados. El plasma del propio paciente ayuda a su regeneración porque estimula la formación de nuevo colágeno, elastina y ácido hialurónico. Con esto se aumenta la vascularización del folículo piloso y el pelo débil recupera sus condiciones óptimas.
El cabello vuelve a crecer, sano y con mejor calidad.

Descubierta en los años 80, esta técnica se aplicaba originalmente en la medicina, para eliminar marcas en la piel como estrías o acné. Su uso como terapia capilar es mucho más reciente pero ha ganado rápidamente en importancia, porque es un tratamiento sencillo, muy efectivo y seguro. Al tratarse de sangre del propio paciente, nunca se va a producir rechazo.

    ¿Cómo se realiza exactamente la bioestimulación capilar?

    El procedimiento de la bioestimulación capilar es muy sencillo. Se extrae sangre del paciente, generalmente del antebrazo, como cuando vamos a hacernos una analítica. En menos de diez minutos se ha terminado el proceso de extracción.

    En este procedimiento se utiliza sangre extraída al propio paciente y se le inyecta en el folículo
    Una vez extraída la sangre, los expertos del Instituto del Pelo se encargan de obtener el plasma rico en factores de crecimiento, unas células de la sangre que tienen una concentración de plaquetas superior al resto y que permiten la regeneración celular. Esto se consigue mediante un centrifugado controlado (de unas 2800 – 3100 revoluciones por minuto) durante 9 minutos.

    Una vez obtenido el plasma rico en factores de crecimiento, se aplica mediante micro inyecciones en el folículo piloso.

    ¿Cuándo se ven los resultados de la bioestimulación capilar?

    Los resultados de la bioestimulación capilar con PRP son progresivos, pero alcanzan el punto máximo al mes de la sesión. Aunque la terapia sea muy efectiva, sus resultados son aún mejores cuando se realizan más sesiones, con la periodicidad que indiquen nuestros especialistas para cada caso.

    ¿Para quién está indicada la bioestimulación capilar?

    La bioestimulación capilar está recomendada en aquellas personas que sufren de alopecia leve o moderada, pero que en todo caso mantienen la raíz del cabello, aunque esté débil.
    También está indicada en pacientes que se han realizado un microinjerto capilar, como tratamiento complementario, para repoblar las zonas con escasa densidad de cabello.
    La Bioestimulación Capilar Activa: la última técnica más avanzada para detener la caída del cabello.

    Consigue detener la caída y estimular el crecimiento de cabello nuevo con los resultados más eficaces conocidos en regeneración capilar.
    Corporación Capilar ha sido la clínica pionera en introducir este tratamiento; es una técnica consistente en la aplicación en el cuero cabelludo de micro inyecciones de plasma rico en factores de crecimiento, que proceden de la sangre del propio paciente. Este plasma llega directamente al folículo piloso:

    • Previene y detiene la caída del cabello
    • Estimula el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos, colágeno y señales de crecimiento celular
    • Repara los tejidos dañados del cuero cabelludo

    ¿En qué casos de pérdida de cabello puede aplicarse la Bioestimulación Capilar Activa?

    La Bioestimulación Capilar Activa resulta recomendable para aquellos pacientes que estén perdiendo pelo de forma leve o moderada, pero que aún mantengan las raíces del cabello, para que pueda existir una revitalización capilar, por lo que, cuanto antes se aplique, mejores resultados se obtendrán.

    ¿Cuántas sesiones son necesarias?

    Sólo son necesarias 2 sesiones y los resultados son visibles desde la primera sesión. Para obtener mejores resultados es recomendable combinarlo con un tratamiento de choque con Láser Luce.

    Y para casos donde la calvicie es más avanzada, donde el folículo ya se ha atrofiado y no se puede regenerar con la Bioestimulación Capilar Activa, ¿hay algún tratamiento posible para recuperar el cabello perdido?

    Sí, por supuesto, entonces realizamos un microinjerto o trasplante capilar. Es el único método eficaz y definitivo para la recuperación del cabello en zonas de calvicie irreversible. Es el tratamiento más rápido y definitivo que existe en la actualidad.

    Se consigue un aspecto natural, gracias a que se implanta pelo del propio paciente de una zona donante a zonas despobladas. Este cabello injertado crecerá sano y fuerte de una manera normal sin producir rechazo.

    La mesoterapia es un tratamiento muy conocido por sus efectos contra la grasa corporal, pero ahora esta técnica también se emplea para mejorar el estado del cabello. Concretamente, es ideal para aquellas personas que sufren los primeros signos de calvicie, que tienen el cabello muy debilitado y que diariamente ven como este va perdiendo fuerza y es mucho menos abundante que antes.

    – LA TÉCNICA. La experiencia del especialista a la hora de inyectar el producto es importante. En el caso del cuero cabelludo hay que introducir las sustancias mediante infiltraciones muy superficiales, en muy poca cantidad y justo en el interior de la unidad pilosebácea.

    – LA FÓRMULA. En este caso, podemos hablar de la más potente del mercado. Se trata de 56 activos seleccionados por sus propiedades especiales. Cuatro péptidos biomiméticos entre los que destacan el CG-Keramin 1 (capaz de bloquear la expresión de DHT para estimular la proliferación de las células del cabello y su migración) y el péptido de cobre-1 (que activa la circulación sanguínea y tiene propiedades revitalizantes): 13 vitaminas entre las que no podían faltar las del grupo B, la letra revitalizadora del cabello por excelencia; 24 aminoácidos que se encargan de nutrir y aportar fuerza al cabello; 2 agentes reductores entre los que destaca el ácido ascórbico; 5 minerales escogidos por su potencia fortalecedora; 4 ácidos nucléicos que aceleran la renovación celular y 4 complejos exclusivos estimuladores.

    Beneficios: Lo que se consigue

    El cabello crece más rápido, más sano y más fuerte. La densidad y el volumen también aumentan sustancialmente. Eso sí, una vez ha muerto el folículo piloso no hay manera de activarlo. Este tratamiento puede prevenir la caída capilar, pero nunca conseguir que vuelva a crecer pelo donde ya no hay actividad folicular.

    Además, previene la pérdida del cabello tanto en hombres como en mujeres; revitaliza los folículos y mejora la circulación sanguínea; induce al crecimiento del pelo; incrementa el grosor y el volumen del cabello y estimula y fortalece los folículos pilosos, entre otras muchas cosas.

    PROTOCOLO RECOMENDADO: Se trata de un tratamiento a medio plazo. Durante el segundo y tercer mes bastará con una sesión cada quince días. Si se desean potenciar los resultados, es recomendable repetir una sesión mensual.
    Se trata de una técnica no dolorosa, aunque algo molesta, y de una duración de un máximo de 30 minutos. No conviene teñir el cabello durante los 15 días anteriores y posteriores 15 al tratamiento ni lavarlo en las 24 horas posteriores. Tampoco es recomendable que el sol incida directamente sobre el cuero cabelludo la semana posterior.

    Estos son otros tratamientos capilares disponibles en Tu Portal de Estética. Solicitanos información.

    Menú