Aquellas personas que presentan áreas de depósitos de grasa que están fuera de proporción con el resto del cuerpo y no pueden ser eliminadas con dieta y ejercicio (también conocidas como “grasa resistente a la dieta”) así como los que tienen áreas con cantidades mínimas de exceso de piel y la elasticidad en la piel es sana (la lipoescultura remueve la grasa, no la flacidez) serán buenos candidatos para someterse al proceso.

Antes de someterse a la lipoescultura, nuestros especialistas realizarán una serie de exámenes y análisis al paciente. Existen unos determinados requisitos para poder someterse al tratamiento:

  • Ser mayor de 18 años
  • Al ser un tratamiento cuyo objetivo es esculpir y moldear, no es un tratamiento para adelgazar, no se recomienda a personas con más del 20% de sobrepeso.
  • No padecer enfermedades de tipo cardiovascular y/o diabéticas. Así como no sufrir ningún tipo de alteración en el sistema inmunológico.
  • Las mujeres que estén en periodo de gestación o dando lactancia no pueden someterse a este tratamiento.
  • Para unos buenos resultados, las personas que quieran someterse al proceso deberán tener una piel elástica y sana. (Esto se detecta en los exámenes previos).
  • No es recomendable para personas que han sido operadas recientemente.

    Menú