¿En qué consiste el microinjertos capilar?

El microinjerto capilar es una técnica quirúrgica que aborda la alopecia o la calvicie. En este procedimiento, se trasplantan folículos pilosos desde una zona donante del cuero cabelludo a áreas con pérdida de cabello. Se realiza bajo anestesia local y con precisión, utilizando herramientas especializadas para extraer e implantar los folículos de forma individual. El objetivo es lograr un crecimiento natural y duradero del cabello trasplantado, ofreciendo resultados estéticos satisfactorios a largo plazo al restaurar la densidad capilar en las áreas afectadas.

Técnicas para realizar microinjertos capilares

Técnica FUSS o Folicular Unit Strip Surgery (Cirugía de banda de unidad folicular)

Técnica  de trasplante adecuada cuando se presenta una alopecia muy avanzada y se busca la máxima cobertura. Consiste en la extracción de una tira de cabello que se extiende desde la zona occipital y lateral de la cabeza. El área donante se sutura dejando una línea muy fina y prácticamente invisible, donde volverá a crecer pelo nuevo.

Nuestros cirujanos especialistas en microinjertos capilares diseñarán una línea del cabello muy cuidada, siempre en equilibrio con las proporciones del rostro del paciente para obtener un resultado natural. De la tira extraída se obtienen las Unidades Foliculares  para que el cirujano realice las incisiones en la zona poco poblada para colocar los folículos respetando la dirección natural del pelo del paciente. Si decides operarte utilizando esta técnica quirúrgica, se presenta la nueva Sutura Tricofítica, porque proporciona un resultado más estético.

FUT o Follicular Unit Transplantation (Técnica de la Tira)

Se extrae una banda estrecha de piel y cabello del cuero cabelludo donante, generalmente de la parte posterior o lateral de la cabeza, mediante una incisión quirúrgica.

Luego, el tejido extraído se disecciona cuidadosamente para separar los folículos pilosos individuales. Estos folículos se clasifican en unidades foliculares que luego se implantan en las áreas calvas o con pérdida de cabello.

A pesar de que la técnica FUT deja una cicatriz lineal en la zona donante, permite la extracción de una mayor cantidad de folículos en una sola sesión, lo que puede ser beneficioso para pacientes con áreas calvas extensas.

FUE o Follicular Unit Extraction (Técnica de Extracción de Unidad Folicular)

Los folículos pilosos individuales se extraen directamente del cuero cabelludo donante utilizando un instrumento especializado, como un punzón o un taladro manual.

No se requiere una incisión quirúrgica, ya que los folículos se extraen de forma puntual, lo que resulta en menos cicatrices y un tiempo de recuperación más rápido en comparación con la técnica FUT.

La técnica FUE es especialmente adecuada para pacientes que desean evitar una cicatriz visible en la zona donante o que prefieren procedimientos menos invasivos.

ARTAS (Técnica de Extracción de Unidad Folicular Robótica)

Es una variante de la técnica FUE que utiliza un sistema robótico avanzado para asistir en la extracción de los folículos pilosos del cuero cabelludo donante.

El sistema ARTAS utiliza imágenes de alta resolución y algoritmos avanzados para identificar y extraer los folículos de manera precisa y consistente, minimizando el riesgo de daño a los folículos circundantes.

Aunque la técnica ARTAS ofrece una extracción más precisa y eficiente de los folículos, su disponibilidad puede ser limitada y los costos asociados pueden ser más elevados en comparación con otras técnicas.

DHI o Direct Hair Implantation (Implantación Directa de Cabello)

Es una variante de la técnica FUE que implica la implantación directa de los folículos pilosos en el área receptora sin necesidad de crear incisiones previas.

Se utilizan dispositivos especializados, como lápices implantadores o plumas Choi, para abrir microcanales en el área receptora y colocar los folículos pilosos de manera precisa y controlada.

La técnica DHI ofrece un proceso más rápido y menos invasivo, con una menor manipulación de los folículos pilosos durante el proceso de implantación, lo que puede resultar en una tasa de supervivencia de los folículos más alta y un tiempo de recuperación más corto.

Preoperatorio

Lo primero que se realiza es un examen del paciente y un historial clínico para ver si es factible o no la intervención. En caso afirmativo, se diseña el área a repoblar.

Durante la intervención

El cirujano selecciona los folículos más adecuados de la zona donante, que tengan un grosor determinado. Tras la selección, extrae uno a uno de los folículos de la zona donante necesarios en función del área que necesita repoblar, sin perjudicar a la zona donante y sin dejarla con poca densidad, que es fundamental a la hora de diseñar la primera línea, cicatrices de antiguas operaciones, barba, cejas y pestañas. La zona donante no presenta rastro alguno de herida o cicatriz.

Al tratarse de una operación ambulatoria (con anestesia local, en la que el paciente permanece consciente durante todo el proceso), el periodo de recuperación es muy corto, en 48-72 horas el paciente puede comenzar a llevar una vida normal porque el área ya ha cicatrizado.

Recomendaciones post quirúrgicas

En las semanas posteriores a la operación debe protegerse la zona receptora del trasplante para evitar la incidencia directa de la luz solar, y deben evitarse los esfuerzos físicos, el baño en piscinas, el tinte capilar y el uso de casco.

Tras un breve periodo de adaptación (2-5 meses) comenzará un crecimiento normal y definitivo del cabello, manteniendo las características de la zona de donde provienen.

Bioinjerto Doble Densidad

La  bioestimulación mejora la cicatrización y regenera los tejidos aumentado la supervivencia de los injertos.

Consiste en la aplicación intradérmica de sesiones de Plasma Rico en Plaquetas (PRP) (un concentrado de proteínas bioactivas y factores de crecimiento que aporta doble efectividad) mejora el posoperatorio, la cicatrización así como la implantación y supervivencia de los injertos aportando más densidad, el plasma es extraído del propio paciente por lo que no tienen rechazo. Las plaquetas son componentes de la sangre encargadas la recuperación y la reparación de los tejidos, El PRP es autólogo (proviene del propio cuerpo) por lo es imposible que cause una reacción inmunológica. Adicionalmente lo combinamos con  Láser Luce para acelerar los resultados.

Se consigue un aspecto natural, gracias a que se implanta el propio cabello del paciente, que crecerá de forma normal y se cortará al igual que el resto del pelo, sin producir rechazo. Se aplica anestesia local, por lo que no se tiene ningún dolor y ofrecemos un exhaustivo seguimiento Post-cirugía sin coste adicional.

Si tienes alguna duda puedes consultar nuestras FAQ sobre este tema.

Estos son otros tratamientos capilares disponibles en Tu Portal de Estética. Solicitanos información.

 

    Categorías

    Menú