La modificación del tamaño de los senos es una de las operaciones más demandadas en la actualidad. Existen mujeres que no están conformes con sus senos por diferentes motivos como por el tamaño debido a la genética hereditaria, por el desgasto  tras un parto o por el paso del tiempo entre otros, y una de las soluciones es la lipoescultura en Senos de alta definición.

El aumento de senos puede realizarse mediante diferentes implantes mamarios o, ahora, gracias a la tecnología VASER Lipo, mediante transferencia de grasa.

El dispositivo VASER LIPO utiliza la energía ultrasónica para disolver las células adiposas facilitando su extracción, con el objetivo de resaltar los músculos de forma natural, consiguiendo que los pacientes tengan un cuerpo atlético y natural.

La lipoescultura de alta definición tiene en cuenta la posición de los músculos y el movimiento corporal, gracias a lo cual, se obtiene una definición de 360° en el cuerpo del paciente.

    OBJETIVO

    Mediante la lipoescultura en senos de alta definición se define el área alrededor de los senos, que combinada con el aumento del volumen, logramos la apariencia deseada, con unos senos firmes y del tamaño adecuado y natural.

    CANDIDATOS

    Las candidatas más idóneas para este tipo de proceso serán aquellas cuya piel sea firme y elástica para un mejor resultado. Mediante la lipoescultura de senos se busca tanto aumento de los senos como moldearlos, por lo que es importante que tengan exceso de grasa en ciertas áreas.

    Al no utilizar prótesis de silicona y otros materiales, éste es un procedimiento perfecto para quien busque un resultado lo más natural posible. Por este mismo motivo, ésta técnica es perfecta para aquellas mujeres que sufran alergia a cualquier tipo de producto con el que se forma más prótesis artificiales.

    El resultado final, entre otros factores, también depende de la calidad de la piel de la paciente, cuanto más elástica y de mejor calidad sea ésta mejor será el resultado. La edad no es una consideración demasiado importante para este tipo de intervención, pero sí que es recomendable que el paciente sea consciente de que cuanto mayor sea la edad, menos elástica será la piel y los resultados pueden no ser los mismos que en una persona más joven con piel más elástica.

    Tanto para el proceso de senos de alta definición como para el resto de zonas que se tratan con el proceso de la lipoescultura, el paciente debe ser una persona físicamente saludable, psicológicamente estable y realista con las expectativas.

    ¿COMO SE REALIZA?

    En ésta técnica se extrae grasa de otra zona del cuerpo de la paciente (generalmente caderas y muslos) y, tras descartar la de peor calidad que sería absorbida por el cuerpo, la de mejor calidad se reimplantará en la zona del pecho. Al tratarse de la propia grasa de la paciente no hay ningún peligro de rechazo y tanto al tacto como visualmente el resultado es totalmente natural. Ésta grasa  podrá enriquecerse con células madre con el fin de que perdure más en el tiempo y aumentar la calidad de dichos implantes naturales. La grasa se implantará a través de unas cánulas que serán introducidas en unas pequeñas incisiones situadas en lugares que, una vez terminado el periodo de recuperación, serán prácticamente invisibles.

    La lipoescultura funciona mediante la utilización de ondas sonoras que aflojan la grasa acumulada y alisan el contorno de la piel. En estos casos se utiliza anestesia formada por solución salina con líquido tumescente que se inyecta en el cuerpo, en la zona que se va a tratar. En lugar de introducir la cánula de liposucción con un movimiento manual, la liposucción VASER utiliza las vibraciones de ultrasonidos de alta frecuencia. De esta manera, rompe las células de grasa que luego serán drenadas y expulsadas.

    El cirujano especialista utiliza los ultrasonidos para introducir las cánulas en el tejido graso con la intención de romper las células de grasa. La vibración que produce en efecto afloja suavemente las células adiposas y emulsiona el líquido tumescente que se ha introducido en el área a tratar. Una vez la anestesia ha emulsionado, se usa una microcánula de hasta 3 mm como máximo para sacar la grasa y eliminar el resto de líquido.

    ANESTESIA

    Para la intervención se utilizará anestesia local para una mayor comodidad del paciente, ya que de esta forma no tendrá que sufrir los tan molestos efectos secundarios de la anestesia general. La utilización de anestesia local ayuda también al postoperatorio, ya que permanece el tejido hasta 36 horas después de la intervención. Gracias a esto no será necesario tomar analgésicos.

    Al no requerir la utilización de anestesia general, este tipo de intervención se puede realizar tanto en un hospital como en un consultorio médico. También ayuda a que el riesgo de problemas sea inferior y el coste sea menor que el de una liposucción con anestesia general.

    POSTOPERATORIO

    Desde el momento en el que el paciente sale de la intervención, la zona tratada estará totalmente vendada y se usará una prenda de compresión durante un mes o mes y medio.

    Durante unos días después de someterse al proceso, el paciente puede esperar inflamación y morados en la zona tratada. Éstos desaparecerán en un máximo de 3 o 4 semanas tras la intervención.

    Tras este tipo de intervención el paciente deberá evitar los movimientos bruscos, tener demasiada actividad o levantar peso.

    En 5 o 6 días el paciente estará preparado para volver a su actividad diaria, excepto el deporte, para lo que tendrá que esperar un poco más hasta que los tejidos afectados se hayan recuperado completamente.
    Menú